30 de octubre de 2010

Alas fusionadas


Unir operaciones y sumar fortalezas es la consigna de diversas líneas aéreas. El objetivo es optimizar el negocio y disipar los vientos cruzados en un mercado mundial que remonta vuelo y prevé, este año, beneficios estimados de 8.900 millones de dólares

 ¿Fusionarse u operar en solitario? En los últimos años, la primera opción ha sido la tendencia adoptada por diversas líneas aéreas en el orbe al considerar que la conjunción de sus fortalezas favorece la minimización de sus debilidades. Y es que revigorizar los motores para propulsar el negocio es casi ineludible.

En efecto, en 2010, la fusión es la travesía emprendida por Continental Airlines y United Airlines, British Airways e Iberia y LAN y TAM, tal como lo hicieron en años anteriores, bajo modalidades de negocio específicas, Gol y Varig, Delta y Northwest y Avianca y Taca, por ejemplo. Han nacido, así, gigantes de la aviación que enfilan sus alas en un mercado con signos evidentes de recuperación, aunque no hay que olvidar que aún existen ciertos nubarrones en el horizonte debido a la crisis mundial reciente –que, globalmente ya ofrece un rostro más sano– y los altibajos propios de la industria en la primera década de este siglo.

Más que sobrevivir, en un mercado que remonta vuelo, la estrategia de fusionarse va tras el crecimiento. Y, claro, enfrentar la competencia. El ajuste de costos, la mejora de las operaciones y el aprovechamiento de la plataforma contribuyen a que las aerolíneas en alianza capten mayores dividendos de la torta mundial.
No en balde, según cifras divulgadas en septiembre de este año por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), se estima que el beneficio de las aerolíneas en 2010 será de 8.900 millones de dólares, lo cual se corresponde a 3,5 veces más de lo proyectado en junio pasado (US$ 2.500 millones), pero que en la práctica sólo representa un margen del 1,6%, el cual está por debajo del 7-8% requerido para cubrir los costos de capital de la industria. Si bien esto revela un despegue con respecto a 2009, que culminó con 9.900 millones de dólares en pérdida, el gremio prevé resultados menores en 2011: US$ 5.300 millones. “Es una mejora significativa, pero no suficiente para una gran celebración (…) 2011 será un año más duro”, remarcó Giovanni Bisignani, director general de la IATA.

Sin embargo, el ejecutivo resaltó que la aceleración del fortalecimiento del sector es un factor positivo este año y el próximo, al referirse a las fusiones protagonizadas por algunas aerolíneas en la actualidad. “Es fundamental que esta industria tenga la libertad comercial para poder fusionarse y consolidarse siempre y cuando tenga un lógico sentido comercial. Esa es la única manera en que podemos llevar los márgenes a los niveles normales de rentabilidad y estar en condiciones de financiar el crecimiento (…)”, expresó Bisignani.

Preparadas para el despegue

La sinergia ya tomó velocidad en el caso de las estadounidenses United Airlines y Continental Airlines, que anunciaron la formalización legal de su fusión a principios de octubre de este año para dar paso a la primera línea aérea en el mundo. Esta operación coloca a la naciente sociedad en una situación “(…) de gran fortaleza, con una de las mejores posiciones de liquidez en la industria, liderazgo en generación de ingresos, y una estructura de costos competitiva”, dijo Glenn Tilton, presidente no ejecutivo del Consejo de Administración de United Continental Holdings, Inc., entidad que controla ahora a las dos aerolíneas, aunque todavía operan independientes.

De hecho, tras la integración, la empresa produciría ingresos anuales de 31.400 millones de dólares, según las proyecciones de los resultados de doce meses al cierre de junio de este año.

Tanto el mayor alcance de la red como la mejora de la flota y el servicio quedan materializados. Así, United Continental Holdings, en combinación con United Express, Continental Express y Continental Connection, sirve en total a alrededor de 5.800 vuelos diarios a 371 aeropuertos en América, Europa y Asia. El holding suma más de 80 mil empleados.

Por otra parte, la chilena LAN y la brasileña TAM esperan turno en la pista para obtener la aprobación corporativa y legal de su fusión, luego de que hicieran el anuncio el pasado mes de agosto. La más grande sociedad aérea de América Latina está gestando su nacimiento y sería bautizada como LATAM Airlines Group. No obstante, cada parte conservará su nombre por separado.

“En conjunto, LAN y TAM, podrán ofrecer nuevos destinos, que ninguna de las dos podrían haber operado de forma independiente. Esto nos posicionará para competir con aerolíneas extranjeras y continuar incrementando el servicio en nuestra región (…)”, señaló Marco Bologna, CEO de TAM, mientras que Enrique Cueto, CEO de LAN Airlines, indicó que “con esta asociación dos líderes de la región se convierten en un líder global que hará que los latinoamericanos se sientan orgullosos”.

El viento parece soplar a favor, ya que ambas empresas reportaron ingresos combinados de 8.500 millones de dólares en 2009, al tiempo que transportaron más de 45 millones de pasajeros. LATAM operará en más de 115 destinos en 23 países, con una flota de más de 220 aviones y más de 40 mil empleados.

También este año, en abril, Bristish Airways e Iberia hicieron pública la firma de su contrato de fusión. Se estima que la unión cristalizará en enero próximo, cuando vea luz International Airlines Group (IAG), el holding que congregará a las empresas y será así la quinta aerolínea mundial en ingresos y la segunda europea en número de pasajeros. Juntas contarán con una flota de 408 aviones, 200 destinos y una facturación aproximada de 15.000 millones de euros al año. Más de 58 millones de pasajeros viajarán en sus filas. Se repite que ambas compañías mantendrán sus marcas.

En su oportunidad, Antonio Vázquez, presidente ejecutivo de Iberia y Willie Walsh, consejero delegado de British Airways, manifestaron que, gracias a la suma de esfuerzos y a la inversión constante, la aerolínea resultante estaría mejor preparada para la competencia y tendría un mayor potencial de crecimiento en el futuro.

Millaje recorrido

En materia de asociación, algunas aerolíneas latinoamericanas ya tienen millas de vuelo acumuladas. Tales son los casos de Gol, que adquirió a la también brasileña Varig en 2007 por 320 millones de dólares, y la integración entre la colombiana Avianca y la centroamericana Taca el año pasado.

Gol se ha ido consolidando como un grupo aéreo de low-cost y es la segunda más grande del país amazónico, con 39% de participación de ese mercado para agosto de 2010. Víctor Manuel Madrid, gerente comercial de Varig/Gol en Venezuela, declaró a PRODUCTO que se ha logrado “maximizar la eficiencia administrativa, ganar mayor flexibilidad operacional y crear la más extensa y conveniente red de rutas en América del Sur, hoy con 900 vuelos diarios para 63 destinos, en 12 países”. Acerca del mercado venezolano, que es atendido por Varig, dijo que los pasajeros cuentan con “la mejor distribución de vuelos en Brasil y opciones convenientes para Suramérica”.

Recientemente, abrieron vuelos directos en las rutas Caracas - Oranjestad (Aruba) y Caracas - Punta Cana (República Dominicana).

La empresa dispone de una flota de 115 naves para cubrir 51 destinos en Brasil (a través de la marca Gol) y 12 rutas internacionales (con Varig). Transportó más de 28 millones de pasajeros en 2009 y cuenta con más de 18.600 empleados.

Por su parte, la alianza Avianca-Taca, que se espera esté completamente madura en el primer semestre de 2011, se dispone a recibir a un competidor del calibre de LAN-TAM. “Es (la fusión) la tendencia mundial de consolidación del negocio y América Latina está a la vanguardia de estos procesos. Es lo mismo que nosotros hicimos con Taca: buscar economías de escala”, apuntó recientemente Fabio Villegas, presidente de Avianca. Su reto, así, es buscar alternativas, nuevos productos y optimizar el servicio al cliente.

Sin duda, este desafío trasciende al sector aéreo en general. La integración tiene un tiempo de fraguado indispensable para fundir visiones y procesos que cimenten la expansión de la cobertura, la capacidad operativa y el crecimiento del negocio. Veamos entonces cómo, con sus alas fusionadas, los jugadores de la industria siguen remontando vuelo.

Publicado en: Revista Producto
Notas de Empresas
Autor: Gloria Calderón
Fecha de publicación: Octubre 2010

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...