31 de marzo de 2011

Compromiso sin tregua

Empresas Polar, la corporación industrial más importante del país, celebra por partida doble: 70 años de operaciones y 50 años de Harina P.A.N.
 
No todos los días el sector empresarial privado en Venezuela pareciese tener razones para celebrar. O al menos, eso es lo común en tiempos recientes de transición política y económica.

Sin embargo, hace poco, una compañía emblemática decidió compartir –a viva voz– el logro que significa cosechar décadas continuas de trabajo: sí, Empresas Polar cumplió 70 años. El 14 de marzo, para ser exactos. Detrás del onomástico hay una larga historia llena de gestión familiar, empuje e innovación que determina que, en la actualidad, esta organización contribuya con 3,83% de los ingresos fiscales y 3,03% del Producto Interno Bruto, ambos en el renglón no petrolero.

El trayecto comenzó en 1941, cuando Cervecería Polar abrió sus puertas en la parroquia caraqueña de Antímano, con 50 trabajadores y desde ese entonces fue sumando al negocio, de forma paulatina, operaciones enfocadas en el sector alimentos, productos de limpieza, bebidas alcohólicas y bebidas no alcohólicas, a la par de realizar una constante acción social a través de la Fundación Empresas Polar.
Hoy en día, aporta 18% de los productos que integran la canasta alimentaria normativa, además de generar más de 31 mil empleos directos y cerca de 150 mil indirectos (es decir, 1,32% de la fuerza laboral en el país).

¿Cuál es el aliciente que, sin tregua, ha nutrido esta continuidad? Los valores arraigados en la organización y en sus trabajadores, afirma a quemarropa Lorenzo Mendoza Giménez, presidente ejecutivo de Empresas Polar.

Integridad, solidaridad, justicia y alegría corren por la sangre de quienes allí hacen vida, sostiene con orgullo este caraqueño de 45 años, al tiempo que enraíza en ellos el pasado, el presente y el futuro del fabricante más importante de alimentos y bebidas en el país, y uno de los más grandes de América Latina.
Es así como la visión a largo plazo, la reinversión continua y el compromiso permanente, basados en la excelencia operativa, son los tres ejes estratégicos que sustentan los días venideros del consorcio, a decir de Mendoza.

“El porvenir de la empresa depende de nuestros valores corporativos y de la pasión por nuestra gente y por Venezuela. Nuestra razón de ser es contribuir con la calidad de vida de la sociedad y seguiremos trabajando y esforzándonos en ello”, agrega. “Siempre han existido adversidades en todas partes del mundo y aquí tenemos las nuestras, pero en Polar vemos las cosas con optimismo y no hemos dejado de invertir”, expone.

En este sentido, el líder de esta corporación que, en los últimos cinco años, ha destinado más de US$ 1.500 millones en operatividad y crecimiento del negocio, pone el acento en la importancia que tiene la inversión privada en el desarrollo de Venezuela, así como en el bienestar de los ciudadanos y de las comunidades. “Defendemos conceptos fundamentales como el derecho a la libre empresa, a la propiedad, a la inversión y a la rentabilidad”, sostiene Mendoza, firmemente convencido de que vendrán 70 años más.

Gestión social

En la celebración de sus 70 años, Empresas Polar hizo público su primer “Reporte de Compromiso Social” (ejercicio 2009-2010). El informe destaca que 91% de los trabajadores son fijos, 4% contratados a tiempo determinado y 5% son aprendices INCES. También puntualiza que, durante este período, se lanzaron 27 nuevos productos, se registró 97% de efectividad en atención a los consumidores a través del centro de contacto y se invirtieron BsF. 197 mil en procesos de gestión con proveedores. En el plano ambiental, se destinaron BsF. 47 millones en mejoramientos. La inversión social en las comunidades alcanzó casi Bs. 99 millones y cerca de BsF. 41 millones en el deporte menor y profesional.

Medio cupón de P.A.N.

Hace 50 años, en Turmero (Aragua), nació la harina de maíz precocida P.A.N. (Producto Alimenticio Nacional), ideada por Lorenzo Mendoza Fleury, Juan Lorenzo Mendoza Quintero y el maestro Carlos Roubicek, a fin de simplificar la elaboración de un plato que corría el peligro de desaparecer de la mesa venezolana: la arepa. En 1960 salió la Harina P.A.N. al mercado, y el primer mes se vendieron 50 mil kilos. Hoy en día, se fabrican 50 millones de kilos mensuales. En junio de 2010, la empresa invirtió 40 millones de bolívares para optimizar el proceso de producción.

Publicado en: Revista Producto
Informe especial
Autor: Gloria Calderón
Fecha de publicación: Marzo 2011

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...